Freyja A. Straussen

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Freyja A. Straussen

Mensaje por Freyja A. Straussen el Lun Ene 14, 2013 7:55 pm

Straussen, Freyja Alannah
Rosie Huntington-Whiteley || Veintidós años || Lovely&Disaster Socialité || Heterosexual


Datos
» Apodos Freyja, Frey, Lanna
» Nacionalidad Americana-Alemana
» ¿Turista o Residente?: Residente
» Trabajo: Ninguno.
» Clase Social: Alta.
» Secreto:
Mantuvo un romance por casi tres años con Nicholas Atkins, famoso cirujano, veintitrés años mayor que ella y padre de Altaïr, su mejor amigo. Este último es el único que conoce el secreto.

Otros
» Gustos
• Pasear por la playa al atardecer.
• Climas cálidos. Su estación del año preferida es el verano.
• Rock clásico.
• Vida nocturna. Para ella lo bueno siempre empieza cuando el sol se oculta.
• Divertirse, por lo que le es imposible resistirse a cualquier tipo de fiesta o evento.
• Hombres con carácter fuerte, de personalidad atrayente y misteriosa.
• Buenos retos y hacer cosas diferentes.
• Todo lo que incluya arándanos por ingrediente.
• Caballos, en especial los pura sangre.
» Odios
• No hay cosa que más odie que el que le digan cómo tiene que vivir.
• Johan Straussen, su padre.
• Hipócritas y victimistas.
• Días grises y de lluvia.
• Estar tumbada en un sofá sin hacer nada.
» Hobbies&Manias
• Dibujar/diseñar.
• Practica equitación desde pequeña.
• Practica Kickboxing desde hace dos años.
• Se humedece y muerde el labio inferior cuando se encuentra pensativa.
• Mueve el pie derecho cuando está nerviosa o se desespera.
• Suele poner los ojos en blanco ante las cosas evidentes.
» Fobias
• Los lugares pequeños y completamente cerrados, carentes de ventanas.
• El abandono de todas las personas que quiere.
Psicologíco
Fuerza sería la característica que mejor describe a Freyja Straussen. Es una chica de retos, los que utiliza para probarse a sí misma, ya que odia que la subestimen y la consideren un ser débil. Le gusta trazarse metas, objetivos y, mientras más difíciles sean, mejor. No se deja derrumbar ante los obstáculos pues si se cae, se levanta y continúa con mayor fuerza y determinación que antes. Para ella dejarse vencer no es ninguna opción, ya que en esta vida hay que luchar por lo que uno quiere y permitir que alguien nos diga que no podemos lograr algo o, peor aún, creérnoslo, no es algo que se pueda permitir.

"¿Por qué voy a hacerlo bien si puedo hacerlo mejor, perfecto?" ... Si hace algo, lo tiene que hacer exactamente tal cual lo pensó, o incluso mejor. No le gustan los trabajos a medias y mucho menos dejarse los detalles en el camino. Da todo de sí misma en cada idea o proyecto que tiene en mente. Sin embargo, esta obsesión sólo se le aplica exclusivamente a lo que le gusta.

Obstinada, de ideas firmes y poco cambiantes, es alguien fiel a sus convicciones. Aunque suele resultar agradable mantener una conversación con ella, a veces sale a relucir esa cabezonería suya sobre todo cuando, sin fundamento alguno, intentan hacerle cambiar de idea respecto a algo. Para ella todo tiene un por qué y una razón de ser, por lo que casi nunca se conforma con un simple "porque sí", "porque no" o un "no sé".

Sincera, impulsiva y espontánea. Nunca esperes que te diga lo que quieres oír sólo para que te sientas bien, porque no lo hará. Es de la que te dicen las cosas a la cara por muy duras que estas sean, aunque nunca lo hará con ánimo de hacerte daño sino, más bien, con la intención de poder ayudar. La frescura de sus veintidós años salen a relucir en esos momentos en los que actúa antes de pensar, dejándose llevar más por el instinto que por la razón. Es por ello que es muy difícil que quienes la rodean puedan saber, o hacerse una idea, de lo que pasa por su mente ya que, sus acciones suelen ser completamente inesperadas.

Dicen que la confianza en sí misma la heredó de su padre. Ella prefiere evitar las comparaciones, pero es cierto. Se conoce mejor que nadie, sabe perfectamente quien es y lo que posee, por lo que sabe como explotar ese lado femenino y sensual que posee, cuando lo cree necesario. El haber nacido y crecido en un entorno puramente elitista y tradicional, han hecho de ella una persona de modales refinados y gustos exquisitos. Posee un porte elegante, acorde a su caminar delicado pero firme y seguro.

Extrovertida, rebelde e hiperactiva Pese a lo antes mencionado, no atiende a diferencias de ningún tipo a la hora de relacionarse. Para ella las personas valen por lo que son y no por lo que tienen, así que su círculo de amigos y conocidos es bastante variado. Le gusta vivir la vida a su manera, sin que nadie le imponga reglas o que le digan cómo es que tiene que llevar su vida. Si se tiene que dar de bruces contra el suelo, lo hará, pero no es tonta y sabe que aprenderá de sus errores. No puede estar tranquila, sentarse cruzada de brazos no es lo suyo, así que siempre estará buscando algo por hacer.

En cuanto a sentimientos, es bastante explosiva. No es de las chicas que se enamoran del primero que le guiñe un ojo, le dedique una sonrisa y palabras bonitas. Basta mucho más que eso para que ella realmente se enamore, pero tampoco tiene miedo a dejarse guiar por lo que siente en el mismo momento en que lo hace. Para ella es mejor arriesgarse a vivir y dejarse llevar, aunque se equivoque, que aislarse y no aprovechar la vida por miedo. Tiende a sobre-proteger lo que quiere - su hermano y amigos - y es bastante rencorosa y vengativa cuando alguien intenta hacerles algún daño.

Historia
Saber detalles de su nacimiento es tener información sobre su madre, por lo que a la benjamina de los Straussen le basta con saber que nació en los Hamptons, una cálida mañana del 03 de mayo de hace -a la fecha- veintidós años, ocho meses y once días. No le interesa saber más, porque entrar en detalles de su vida en la que aún incluía a su madre es oír una gran farsa sobre Alannah Wingfield, su madre. Quien, según el Sr. Johan Straussen, la abandonó poco después de cumplir dos años debido a que nunca quiso lo suficiente a su familia como para mantenerse cerca de ella.

Su infancia transcurrió entre los lujos propios de la élite de los Hamptons, rodeada de todos los caprichos que su padre le brindaba sin preocupación alguna y obteniendo la más exquisita educación que los Straussen se podían permitir. Sin embargo, su recuerdo feliz son todos aquellos momentos que transcurrieron junto a Niall, su hermano mayor, y quien ha sido "su memoria" - como ella suele llamarlo- ya que a través de él y las historias que le contaba a cerca de su madre, pudo hacerse una idea de cómo fue en realidad ella y que, a pesar de la extraña forma en que desapareció, la versión de su padre nunca fue la correcta.

Los años pasaban, y con ellos el odio hacia su progenitor que, sumado a las ansias por descubrir la verdad, fueron los que afianzaron su carácter rebelde. Conforme Freyja crecía, iba sintiendo que su vida le pertenecía solo a ella, que debía de seguir sus propios pensamientos y tenía que vivir. Estaba convencida que no quería convertirse en ese tipo de personas que sólo se dejaban llevar por los convencionalismos y la ambición por el dinero. Sabía que su madre no le hubiera permitido convertirse en una hipócrita y, por tanto, tenía que ser ella misma por sobre todas las cosas.

A los catorce años ya se había convertido en la oveja negra de la familia. Niall, se había marchado a estudiar a Alemania, debido a su extraña fascinación por aquel país que formaba parte de sus raíces, y su ausencia hizo mella en su hermana. No había día que no llegara alguna notificación sobre su "reprobable" comportamiento de la más joven de los Straussen, quien nunca solía mantener la boca cerrada cuando algo le parecía injusto y solía decir todo cuanto se le pasaba por la cabeza sin importar si la persona a quien iban dirigida sus palabras era un compañero, profesor o de algún rango superior. Aunque eso sí, todo iba siempre con el debido respeto que cada una se merecían.

No recuerda exactamente cuando conoció a Altaïr Atkins, pero el está en sus recuerdos y en su vida desde que ella tiene uso de razón. Fue con él con quien compartió casi todas sus "primera vez" y él es quien conoce casi todos sus secretos. Ya con dieciséis años sabía bastante bien lo que era escaparse de casa para ir a fiestas, conocía muy bien los efectos del alcohol y alguna que otra droga además de adquirir el vicio del tabaco. Le gustaba divertirse con su eterno compañero de aventuras, a quien arrastraba a cada una de sus locuras.

Poco a poco, la vida de Freyja Straussen no pasó desapercibido entre los residentes y se fue convirtiendo en el tema principal para cualquier cotilleo. Aquello sólo consiguió traer discusiones diarias con su padre, ella no quería jugar a ser una niña modelo, una persona sin personalidad propia. No pensaba cambiar y mucho menos ahora, que sabía que su actitud afectaba a su padre de alguna manera. Fueron aquellas peleas en la mansión Straussen, las que la llevaron a pasar a más tiempo en casa de Altaïr que en la suya propia y fue así como empezó la relación con Nicholas - el Sr. Atkins, para los amigos de su hijo -.

Freyja comenzaba a convertirse en una chica cuyo físico no pasaba desapercibido y puede ser que el producto de las hormonas o la necesidad de captar la atención de alguien mayor, como un padre, los que despertaron su atracción hacia Nicholas. Una atracción que, para sorpresa de ella, fue correspondida más rápido de lo que pudo imaginar. El día de sus diecisiete años un regalo peculiar llegó a sus manos. Un sobre, con una llave dentro y una nota que contenía un lugar y una hora. No hizo falta leer la firma para saber quien era el remitente del sobre. Así que, tras escapar nuevamente de casa, llegó hasta el lugar de la cita y se dio inicio a la relación con Nicholas. Un romance que se convirtió un reto apasionante al tener que hacer lo imposible para que cada encuentro se mantuviera en secreto. Un juego excitante que no le hubiera importado que fuese descubierto por los demás, de no ser porque aquel hombre mucho mayor que ella, era el padre de su mejor amigo. Y herir a Altaïr, era lo último que quería hacer pues lo quería mucho más de lo que podía y quería admitir.

Es cierto toda historia llega a su fin y toda acción siempre tiene una consecuencia, pero aquella fue la peor de todas. Esa noche, la única persona que jamás debió saber el gran secreto fue, sin querer, el único testigo de lo que sucedía entre las cuatro paredes del apartamento en que solía transcurrir el romance. La menor de los Straussen, jamás olvidará aquella mirada de desprecio, acusación y reproche además del gesto de dolor en el rostro de quien había sido hasta entonces su alma gemela. Sabía que en ese momento había perdido a Altaïr para siempre, pero aún así hizo todo lo posible por intentar arreglar las cosas con él. Algo que, como ya lo había pensado, era imposible.

Tres días después de lo ocurrido, la notificación de un nuevo mensaje hizo vibrar el móvil de Freyja, el contenido la dejó completamente aterrada. Por primera vez, tenía miedo:
I still here bitches, and I know everything. -R
Leyó el mensaje una y otra vez, intentando adivinar quien más podría haber descubierto su secreto. Sabía que Altaïr, por mucho que la odiara era incapaz de hacer algo así, lo conocía demasiado bien como para dudar de él. Y, a pesar de sus deseos por descubrir quien era el remitente del mensaje, quien se escondía bajo aquella única letra, sabía que no podía quedarse a descubrirlo. No quería hacer más daño a Altaïr si todo terminaba saliendo a la luz, por lo que convenció a su padre que tenía que marcharse a Alemania, ya que estar junto a Niall, su hermano, era lo único que necesitaba para cambiar. Era consciente que tan solo la promesa de un "cambio" iba a ser suficiente argumento para conseguir lo que quería. Y lo consiguió. Su padre la llevó a Alemania de manera inesperada para todos, se fue para continuar con sus estudios y sobre todo se marchó para no hacer más daño a quien, en ese entonces, era la única persona que le importaba de verdad.

Actualmente, Freyja ha decidido regresar. Está cursando su penúltimo año de Arquitectura en la universidad.Todos creen que el motivo de su regreso se debe a la debilitada salud de su padre, pero ella es la única que sabe la verdad. Quiere descubrir lo que en realidad pasó con su madre y aún tiene las esperanzas de recuperar a Altaïr.


Familia
Johan Straussen: Padre | 60 años | Abogado, miembro de un bufete de abogados y empresario, dueño de una cadena de hoteles y restaurantes. Su carácter frío y elitista le ha llevado a tener una relación con sus hijos casi nula, sobre todo con Freyja. Es el único que sabe sobre el paradero de la madre de sus hijos, sabe que está viva, aunque ha hecho creer a todos que, tras abandonar a su familia, Alannah falleció. Desde hace cinco años mantiene una relación con Marie Wolfgang, aunque de momento no existe un compromiso oficial de por medio. Su participación en algunos negocios ilegales son un rumor bastante sonado entre la población de los Humptons, sin embargo, nunca han pasado de ser eso. Un simple cotilleo.
Alannah Wingfield: 46 años | Madre | Fallecida. Las causas de su muerte aún es un secreto. Artista de profesión, se dice que abandonó a su familia al no soportar el estilo de vida que le obligaba a llevar su marido, ya que esta nunca se conformó con ser una simple mujer florero. La verdad de su desaparición, se debe a que descubrió los negocios ilegales que mantenía Johan con la mafia, era abogado de los más poderosos narcotraficantes de Estados Unidos. En su intento por hacer entrar en razón y obligar a su marido a llevar una vida correcta, lo amenazó con hacer público todo cuanto sabía de él y Johan, pagó para que la internaran en un psiquiátrico en algún lugar del país. Actualmente sigue con vida, aunque debido a tantos años de medicamentos mal suministrados, ha perdido parte de la cordura.
Niall Straussen: 27 años | Hermano mayor | Médico Neurocirujano. Se marchó a Alemania a los 16 años y desde entonces no ha vuelto al lugar que lo vio nacer. Se sabe que es uno de los mejores cirujanos especialistas en neurología en Alemania y Europa. Su relación con Freyja siempre fue bastante estrecha y es al único a quien ella considera su familia. Tiene la misma idea que Freyja respecto a su madre y desde hace un par de años, trabaja desde la distancia en encontrarla.
Otros Datos

Decidió estudiar Arquitectura porque desde que recuerda, se interesó por el diseño urbano de las construcciones. Además, el arte por el dibujo es algo que heredó de su madre y decidió que debía de formar parte de su vida.
Posee un pequeño perro de raza desconocida. Lo encontró dos meses después de llegar a Berlín, Alemania, cuando este era un cachorro y había sido abandonado en unos contenedores de basuray desde entonces no se han separado el uno del otro. Lo ha bautizado con el nombre de Axl, por el vocalista de su grupo preferido.
Siente fascinación por los caballos desde pequeña, por lo que su padre le regaló un pura sangre al cual Freyja le llamó Tarja, por su cantante de rock favorita.
Es una amante de los automóviles deportivos y las motos, ya que le encanta la velocidad que estos pueden alcanzar. Nada más regresar a los Humptons se ha comprado una moto Aprilia SRV 850, la cual conduce con total libertad.
Se ha reconocido a sí misma que no puede vivir sin que Altaïr esté en su vida. Aún no sabe cuáles son exactamente sus sentimientos hacia él, pero no piensa volver a irse sin solucionar las cosas o hasta que él se lo pida.

What are you hiding?

El secreto mejor escondido es aquel que sale a la luz a tiempo y se olvida con facilidad. No te olvides que observo cada paso que das.
Modelo De haber leido las Reglas prteciente a la administracion, cualquier uso de esto fuera del foro sera denunciado como plagio

» Thanks Wondié♥
avatar
Freyja A. Straussen
EstudianteSocialité
Estudiante ๑ Socialité

Mensajes : 10
Dinero : 54013
Fecha de inscripción : 14/01/2013
Empleo : Estudiante de Arquitectura

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Freyja A. Straussen

Mensaje por Synnielle A. Rhytmess el Mar Ene 15, 2013 4:37 pm

Ficha Aceptada
Bienvenido al Foro nuevo Usuario.
Recuerda realizar tus cronologías y relaciones.
Mantente activo ya que si no es asi tus regstros seran liberados.
Recuerda que todos son victima de "Revenge" por ende cuidate las espaldas.


la lacura es un cierto placer que solo pocos conocemos
;">"… Doctor, los locos solo somos otro cosmos, con otros otoños, con otro sol. No somos lo morboso; solo somos lo otro, lo no ortodoxo. Otro horóscopo nos tocó, otro polvo nos formó los ojos… Nosotros somos los locos. Otros son loros, otros, topos o zoólogos o, como vosotros, ontólogos. Yo no los compongo con shocks… no los rompo, no los normo…" ;;
avatar
Synnielle A. Rhytmess
Estudiante εïз Socialité
Estudiante εïз Socialité

Mensajes : 174
Dinero : 56368
Fecha de inscripción : 03/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.