Amethyst C. Aickrag

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Amethyst C. Aickrag

Mensaje por Amethyst C. Aickrag el Miér Ene 30, 2013 3:44 pm

Aickrag, Amethyst Charlize
Kaya Scodelario || 18 años || lovely&disaster socialité || Heterosexual


Datos
» Apodos Ame
» Nacionalidad Americana
» ¿Turista o Residente?: Residente
» Trabajo: --
» Clase Social: Alta
» Secreto: Antes de saber que su hermano en realidad era adoptado, Ame ya sentía algo por él que sabía iba más allá del simple cariño fraternal. Evitaba pensar en ello y se autoconvencía de que estaba confundiendo las cosas y que lo quería como su hermano que era. Pero cuando supo la verdad no pudo evitar sentirse aliviada. A pesar de todo se niega a mirar a Rheese como a algo más a parte de su hermano.
Otros
» Gustos
• La música.
• Bailar.
• Los cigarrillos
» Odios
• La falsedad.
• Que quieran utilizarla.
• El calor.
» Hobbies&Manias
• Fumar.
• Humedecerse los labios cuando está concentrada.
• Morderse el labio inferior cuando se poner nerviosa.
» Fobias
• Los insectos.
• Perder a Rheese.
• Que le hagan daño.
Psicologíco
Definir a Amethyst puede ser realmente complicado. La chica de las dos caras, la muchacha de la coraza. Puedes llevar años conociéndola, puedes creer que sabes como es y siempre errarás porque solo sabrás lo que ella ha querido mostrarte. De forma innata se ha creado una coraza que le ha servido de protección con el mundo exterior y más aún cuando la gente solo desea acercarse a ti por tu cara bonita o por el dinero que puedes tener. Detesta que la gente desee acercarse a ella solo para sacar un beneficio propio y no porque ella le despierte verdadero interés por sí misma, por eso ha decidido ser precavida y no mostrar sus verdaderos sentimientos a nadie o a casi nadie.

En un primer momento, Amethyst resulta una chica bastante extrovertida y despreocupada, que no le da demasiada importancia a las cosas que suceden a su alrededor cuando la realidad no es así. Es cierto que no le suele dar la misma importancia a las cosas que otras personas. A ella el dinero y los lujos le traen sin cuidado, por ejemplo. Detesta las cenas de etiqueta a la que debe acudir por pedido de sus padres y no soporta tener que fingir alguien que no es en realidad. Ella prefiere dar paseos por la playa cuando ésta aún está desierta al amanecer o tumbarse en la arena a mirar las estrellas mientras se fuma un cigarrillo. Pero eso no es algo que sepa todo el mundo, de hecho, tan solo su hermano Rheese puede presumir de hacerlo.

Contra lo que muchos pueden creer, no es una chica caprichosa que le de importancia a lo material. Es consciente de que sin el dinero que tienen sus padres no podría llevar una vida tan acomodada pero de igual forma sabe que hubiese vivido igual de feliz si ésto no hubiese sido así. Tampoco es nada vanidosa a pesar de todo el dinero y de su aspecto físico, todo lo contrario. Sabe que ambas cosas pueden perderse con el tiempo y tacha de superficiales a la gente que solo se fija en ese aspecto de ella.

Amante de los cigarrillos, el alcohol y las fiestas, Ame es una chica que le encanta el mundo de la noche. Entrar una discoteca y bailar al ritmo de la música es una de las cosas que más le gustan. Le ayuda a desconectar de todo y de todos solo dejándose llevar por el ritmo que marcan las notas. Muy arrogante y con un humor bastante irónico y ácido, esa cualidades forman parte de esa coraza que se ha creado. Muy desconfiada en un inicio, por muy extrovertida que pueda llegar a resultar no va a concederte ni un apice de su confianza hasta que no crea que eres merecedor de ella. No tiene reparo alguno en decir las cosas de forma directa y clara para que no haya malentendidos y sabe defenderse muy bien de quien lo necesita.

Tiene un fuerte carácter que no suele mostrar muy a menudo debido a su carácter despreocupado pero si consigues hacerla enfadar ya puedes poner distancia de por medio porque no se echa para atrás ante nada ni nadie. Comentarios mordaces saldrán de su boca y también algún insulto si es necesario si llegaras a meterte con alguien a quien ella aprecia o ella misma. Porque Ame puede llegar a tener varios defectos pero si una persona le importa la protege como si se tratase de ella misma convirtiéndose en muchas ocasiones una persona en exceso celosa y posesiva con lo que cree suyo.

Pero detrás de toda esa desconfianza e ironía, podemos encontrar a una chica bastante divertida-siempre con un humor ácido, por supuesto- que se preocupa mucho por los demás y a quien, si te ganas su confianza, tendrás para siempre como amiga. Tiene un gran corazón y muy buenos sentimientos, solo que éstos quedan escondidos bajo siete llave evitando así que nadie juegue con ellos. Y es que en los Hamptons no puedes confiar ni en tu propia sombra.

Historia
Nacida entre lujos y comodidades, Amethyst se convirtió en el deseo cumplido de sus padres, los cuales siempre habían deseado tener un hijo sin obtener frutos de sus frustrados intentos. Fue por eso que adoptaron a Rheese un par de años antes de que ella llegara aunque de eso tanto ella como su hermano se enterarían mucho más tarde. Sus padres los adoraban a ambos y siempre contaron con su cariño y amor incondicional. Cecile y Richard eran una pareja de famosos novelistas y productores que poseían una preciosa casa en los Hamptons donde la familia se asentó. Ame recuerda una infancia llena de lujos, regalos, caprichos a los cuales, a medida que fue creciendo, fue dejando de darlos importancia. A ella esas cosas no le iban, al igual que a su hermano. Ambos preferían salir de fiesta, beber, fumar y hacer aquello que les apeteciese sin necesidad de dar explicaciones. Pero de vez en cuando no les quedaba más remedio que acudir a aquellas molestas cenas de etiqueta y a las fiestas benéficas.

Algo que no cambió con el paso de los años fue la relación con su hermano, a quien lo consideraba como un héroe. Siempre tuvieron una relación muy estrecha pero a medida que fueron creciendo compartiendo gustos y aficiones, esta relación se afianzó mucho más. No hay ningún recuerdo que merezca la pena recordar en el que él no estuviera junto a ella. Unos hermanos unidos en toda regla o eso es lo que todos podían pensar al verlos juntos. Pero las cosas cambiaron radicalmente cuando recibieron aquel mensaje. Ella se encontraba en su habitación y sabía que Rheese estaba en la suya pues podía oír la música y los ruidos que aquel videojuego causaba. Entonces su móvil vibró alertándola de un nuevo mensaje y automáticamente supo que su hermano también lo había recibido porque el ruido dejó de sonar. Leyó el mensaje y su primera reacción fue echarse a reír ante tanta tontería. ¿Quién se aburría tanto como para hacer aquel tipo de cosas? Pero Ame ni imaginaba cuanto cambiaría ese mensaje su vida pues sus padres, al leerlo también, temieron por que su secreto fuese desvelado y no duraron en hablar con su hijo y contarle la verdad: que era adoptado.

Amethyst escuchó que sus padres llamaban a su hermano pero no le dio mayor importancia pero hubo algo que le resulto extraño cuando escuchó al chico volver a su habitación. La casa se sumergió en un silencio sepulcral y de repente, la chica oyó los pasos de Rheese bajar las escaleras y luego salir de casa dando un portazo. La preocupación comenzó a hacer mella en ella pues no lograba entender que era lo que había sucedido así que decidió hablar con sus padres para saber si había sucedido algo y entonces se enteró de la noticia. ÉL no era su verdadero hermano, al menos no uno de sangre, y aquella noticia, inesperadamente, la alivió y alegró. ¿Qué estaba sucediendo con ella? Pero esas emociones no tardaron en quedar relegadas a un segundo lugar cuando se dio cuenta de que no tenía la menor idea de a donde se había ido el chico. ¿Y si no volvía? No. Lo haría, por supuesto que lo haría. Él no se iría de allí sin ella. Por eso volvió a la habitación de Rheese y esperó allí pacientemente a que él volviera y así lo hizo. El silencio los envolvió cuando apareció bajo el marco de la puerta pero entre ellos no había falta decir nada más. El abrazo no tardó en llegar y ella escuchó lo que él tenía que decirle sin interrumpirle y luego asintió trasmitiéndose su apoyo mientras en su interior algunos sentimientos que creía escondidos resurgían con mayor intensidad.


Familia
Rheese P. Aickrag - Hermano adoptiva
Cecile S. Aickrag - Madre
Richard S. Aickrag - Padre
Otros Datos
Tiene una vieja colección de discos de vinilo de música de los 80s.
Tiene un conejo que se llama Paul.
Posee un pequeño tatuaje en la pelvis con sus iniciales entrelazadas.

» Thanks Wondié♥


What are you hiding?

El secreto mejro escondido es aquel que sale a la luz a tiempo y se olvida con facilidad. No te olvides que observo cada paso que das.
Modelo De haber leido las Reglas prteciente a la administracion, cualquier uso de esto fuera del foro sera denunciado como plagio
avatar
Amethyst C. Aickrag
Estudiante εïз Socialité
Estudiante εïз Socialité

Mensajes : 2
Dinero : 53521
Fecha de inscripción : 29/01/2013
Empleo : --

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Amethyst C. Aickrag

Mensaje por Synnielle A. Rhytmess el Miér Ene 30, 2013 5:50 pm

Actualizado
Recuerden realizar sus fichas, si no sus registros seran liberados.
Los registros se liberan luego de 10 días. Sin Ficha los registros pueden liberarse antes.


la lacura es un cierto placer que solo pocos conocemos
;">"… Doctor, los locos solo somos otro cosmos, con otros otoños, con otro sol. No somos lo morboso; solo somos lo otro, lo no ortodoxo. Otro horóscopo nos tocó, otro polvo nos formó los ojos… Nosotros somos los locos. Otros son loros, otros, topos o zoólogos o, como vosotros, ontólogos. Yo no los compongo con shocks… no los rompo, no los normo…" ;;
avatar
Synnielle A. Rhytmess
Estudiante εïз Socialité
Estudiante εïз Socialité

Mensajes : 174
Dinero : 56368
Fecha de inscripción : 03/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.