Nuestra amistad es más fuerte que la distancia.- Freyja Straussen -.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nuestra amistad es más fuerte que la distancia.- Freyja Straussen -.

Mensaje por Daniel C. Wellesley el Jue Ene 24, 2013 4:43 am

En compañía de Frey.
Playa. Atardecer caluroso.

Me encontraba tirado sobre mi cama sin hacer absolutamente nada, aburrido y con una sensación de soledad que invadía hasta la última parte de mi ser. Eso me ocurría cuando no estaba mi pequeña hermana, la extrañaba, oh…¡Cuánto la extrañaba! ¿A qué se debía? Había llegado a los Hamptos hacía escasas horas, pasando unas semanas en Miami. Lo de siempre, papá y su afán de enseñarme su gran red de hospitales repartidos por cantidades de ciudades del país. Enseñándome con detalle el imperio Wellesley, el control hacia los negocios y la vida por la medicina. Las ganas de ayudar a los demás, cobrándole el doble, tan solo por el prestigio y la fama que tenían. Resoplé. No me gustaba aquello, aborrecía la idea de aquellos viajes de “negocios”. ¿Era tan difícil de entender? Claro que sí, y más si Anthony – mi hermano mayor – esperaba a cada momento la orden de recorrer el país visitando todos y cada uno de los hospitales que estaban sobre nuestro mando.

Mis azulados ojos se quedaron fijados al techa durante un rato, mientras mi cabeza tarareaba cada una de las canciones que se sonaban desde mi iPod. La música había sido mi única forma de escapatoria en estos días, el desconectar y el pensar en la vuelta. En aquel momento. En encontrarme tirado sobre la cómoda cama, sin pensar en el después, sin pensar en qué hacer. Aunque se trataba de algo imposible pero… ¡Frey! Mi mente se activo con el recuerdo de mi amiga, haciéndola desconectar de todo lo demás. ¿A qué se debía ese cambio de pensamientos tan drásticos? A que mis claros ojos habían avistado sobre el escritorio un pequeño marco con una tierna foto, de ambos, cuando tan solo teníamos unos 10 años. ¡Pequeña! Pensé al levantarme con una graciosa sonrisa en el rostro, a la vez que, tomaba entre mis fuertes manos aquella vieja foto. Sonreí por aquello, sonreí al pensar en ella. Hacía semanas que no la veía, e incluso habíamos pasado mucho más tiempo sin hablarnos pero se trataba de ella, y yo era yo. Nuestra amistad era un tanto rara ante los ojos de los demás, alejados el uno del otro pero a su vez más fuertes que muchas otras. ¿Difícil, verdad?

Dejé aquel marco oscuro, nuevamente, en el lugar donde se encontraba y no dudé en asomarme a la ventana. Intentando alcanzar con mi escasa vista una de las grandes y majestuosas casas que se imponían en el horizonte, cerca de la mía. ¡Imposible! Como si tuviera una vista biónica o sobrenatural, por lo que mi otra opción fue vestirme de forma rápida y salir dirección a la playa. Sabía que la encontraría allí, ¿razón? Estaba atardeciendo, y sabía cuánto amor le tenía a este lugar al momento del crepúsculo.

[…]

Mis pies descalzos disfrutaban de la templada arena, el viento se encargaba de jugar, y despeinar, mi rubia melena. Yo tan solo controlaba la distancia del andar recorrido para quedarme paralelamente a su casa, esperándola cerca de unas pequeñas rocas. Nuestra fortaleza. O eso decíamos cuando tan solo éramos unos niños.

Tenía que aparecer, sabía que iba a aparecer. O más bien, lo esperaba.
avatar
Daniel C. Wellesley
EstudianteSocialité
Estudiante ๑ Socialité

Mensajes : 76
Dinero : 53950
Fecha de inscripción : 14/01/2013
Localización : The Hamptons
Empleo : Vivo de papá Wellesley(?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.