Cedric O. Brandon - ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cedric O. Brandon - ID

Mensaje por Cedric O. Brandon el Mar Ene 22, 2013 4:25 pm

Brandon, Cedric Oliver
Ian Somerhalder || 33 || The Citizen || Heterosexual


Datos
» Apodos Atrévete a ponerme uno
» Nacionalidad Americana
» ¿Turista o Residente?: Residente
» Trabajo: Cirujano
» Clase Social: Alta
» Secreto: Simple. Su (ex) prometida murió a causa de un mal procedimiento suyo, no se presentaron cargos por negligencia, nadie se planteó que otra cosa que un simple accidente ¿cómo iban a hacerlo? Cedric la quería. Sin embargo él todavía tiene la culpa metida dentro, el error que casi acaba con su carrera.
Otros
» Gustos
•El alcohol
•El cine clásico
•La poesía
» Odios
•La gente que no se toma en serio su trabajo
•Los estudiantes a los que tiene que dirigir en el hospital
•La pintura
» Hobbies&Manias
•Escribir, cuando tiene tiempo
•Hacer deporte
•Tiene la costumbre de hacer exactamente las mismas cosas cada mañana antes de acudir al trabajo
» Fobias
•Dejar escapar a otro paciente, que su vida se le vaya de las manos
•Las arañas, un odio irracional que tiene desde pequeño
•Su familia
Psicologíco


¿Qué es lo que te ha pasado? Antes eras diferente.

Seguramente sí. Antes era diferente. Antes de todo. De su familia, de su ex, de su trabajo... Ahora no es más que un hombre difícil de tratar, con una personalidad parecida a un rompecabezas y cerrado a cal y canto. No es una persona sociable, habla con quien tiene que hacerlo y por pura obligación, sobre todo en su trabajo, carece de amigos que puedan apoyarle, de todas maneras está convencido de que no los necesita. Nunca da largas explicaciones de las cosas, salvo en los casos técnicos o diagnósticos de hospital, fuera de eso se limita a responder a las preguntas personales con un sí o un no, seguido de una frase sarcástica que seguramente te deje de piedra. Eso cuando responde, por supuesto. No le gusta tener que rendir cuentas a los demás sobre lo que hace o deja de hacer, por eso este es el último año que pasará en el hospital, prefiere ser su propio jefe, tiene la idea de montar su propia consulta en casa y trabajar por su cuenta. Nadie sabe mucho de él, la mayoría ni siquiera su segundo nombre, viene y va del hospital a casa, de cuando en cuando sale al cine, siempre él solo, o puede que a correr, pero de la misma manera; con sus pacientes es igual, trabaja más horas que nadie, siempre es el último en terminar su turno y si le preguntas será capaz de llevar a la perfección todos sus casos y acordarse de cada uno de los síntomas de cada ingresado. Sin embargo, no podrá decirte el nombre de cada uno de ellos, ni siquiera se ha molestado en saberlo, ni si tienen hijos o están casado; no habla con ellos, se limita a seguir su estancia en planta y después se desentiende.

¿Así que has oído hablar de mí? Bueno, no me sorprende.

Al ser uno de los mejores médicos con los que cuenta el hospital de la zona, por no decir el mejor pero claro ¿eso sería soberbia, verdad? Es uno de los profesionales encargados de evaluar a un grupo reducido de estudiantes de medicina en prácticas. De todos los aspectos de su trabajo, desde luego es el que más odia. Nunca ha tenido paciencia y menos con los estudiantes, no responde cuestiones fuera de lugar y no repite las cosas dos veces, les exige más de lo que debería y no es de extrañar que así muy pocos consigan pasar el visto bueno y no tengan que volver a hacer otros dos años en otro hospital. Tampoco es de extrañar que no sea demasiado querido por ellos, aunque eso no le importa, su fama le precede y sabe que todos preferirían ir a Alaska, antes de tener que trabajar bajo su supervisión. Cedric es consciente de que cuando acaben la carrera, dentro de algunos años más, le agradecerán esa exigencia que ha hecho que se esforzasen al máximo, al fin y al cabo, todo es parte del aprendizaje.

Historia

Cedric es el primer hijo del matrimonio Brandon. Nació en el seno de una familia rica y acomodada, una de las más conocidas en los Hamptons. Tuvo siempre la presión de ser el primero, el heredero, y por lo tanto de estar a la altura de lo que sus padres esperaban de él, al principio sí fue así; su memoria privilegiada y el hecho de que fuese básicamente un empollón de ciencias en el instituto complacieron a sus padres durante los primeros dieciocho años de su vida. Más o menos hasta que Cedric soltó la bomba de que quería estudiar medicina, una carrera que tanto su padre como su madre consideraron insulsa y demasiado implicada en la sociedad para una persona como él, siempre habían tenido el sueño de que formase su propia empresa, en vez de tener que preocuparse de los demás. Gracias al hermano de su padre, consiguió que su familia pagase por su carrera a regañadientes; además del dinero, no recibió nada más de sus padres que una cantidad al mes, ni llamadas telefónicas o tarjetas de felicitación en su cumpleaños. Solamente supo de ellos una vez, cuando su madre le mandó una foto de la segunda hija que habían tenido, Rosemarie, para ese entonces Cedric ya tenía veinte años. Se licenció y posteriormente doctoró en Harvard con notas excelentes y se mudó al centro de Nueva York, por su cuenta, donde empezó a trabajar en prácticas en un hospital de la primera avenida, en urgencias.

Conoció a Clarissa, su ex, en el museo de arte, en una exposición de sus propios cuadros. Cedric la confundió con una simple observadora y criticó su manera de pintar con el tono pedante que le caracteriza, para cuando se dio cuenta de que era la autora de todos esos cuadros la invitó a cenar. Empezaron a quedar un día y otro, cada vez más... Clarissa se dedicaba a vender sus obras o hacer exposiciones de las mismas cuando podía. Congeniaron enseguida. Se fueron a vivir juntos y después de un año se prometieron. Parecía que las cosas funcionaban a la perfección, al menos hasta que Clarissa recibió los resultados de un chequeo médico en los que se le diagnosticaba un tumor que había que extirpar. Ella podía haber acudido a su propio hospital, pero no había persona en quien confiase más que en su prometido de manera que Cedric fue el encargado de operarla. Fue rápido, tan solo hubo un fallo en la operación, uno pequeño pero suficiente para conseguir que Clarissa no volviese a respirar. Por supuesto nadie se planteó abrir una investigación contra el doctor, había perdido a su prometida, ¿quien sería capaz de acusarle de negligencia? No hubo demandas por parte de la familia de la fallecida, se dio por hecho que la operación era demasiado arriesgada y las posibilidades de Clarissa de salir viva de allí, minúsculas.

Después de la muerte de Clarissa, Cedric se refugió todavía más en sí mismo, dejó su apartamento céntrico en pleno Nueva York para trasladarse a los Hamptons, no recibió ningún pésame de su familia a pesar de vivir prácticamente a dos kilómetros de distancia, y ahogó las penas de la única manera que conseguía, el alcohol; hace cinco años de aquello, pero todavía acude al psiquiatra por consejo de su jefe, a pesar de que Cedric sabe que no le está ayudando en absoluto. Nadie tiene tampoco idea de su adicción al alcohol, a pesar de que ha faltado al trabajo algún que otro día alegando un virus estomacal o cualquier otra enfermedad. Precisamente estaba en uno de los bares que suele frecuentar cuando recibió el misterioso mensaje de R. Por suerte no había nadie a su alrededor que pudiese comprometerle. Por una parte piensa que ya es hora de que se le juzgue por lo que hizo, por otra su carrera como doctor es lo único que le queda, no quiere que su expediente quede manchado ahora, cinco años después de ese suceso. De cualquier manera no tiene miedo, posee el dinero suficiente como para sobornar a cualquiera y conseguir que cierre la boca.


Familia
Alexander Brandon - Padre - Se siente decepcionado por su hijo, no quiere tener nada que ver con él.

Christina Brandon - Madre - Situación similar a la de su marido.

Violet Brandon - Hermanor menor - Trece años. Cedric no la conoce.
Otros Datos
Propietario de una vivienda unifamiliar, separada de cualquier urbanización, con jardín incluido. Un volkswagen. Y absolutamente todo lo que hay dentro de su casa.

Odia el arte y la pintura desde que murió Clarissa.

Está obsesionado con salvar a todos sus pacientes.

» Thanks Wondié♥


What are you hiding?

El secreto mejro escondido es aquel que sale a la luz a tiempo y se olvida con facilidad. No te olvides que observo cada paso que das.
Modelo De haber leido las Reglas prteciente a la administracion, cualquier uso de esto fuera del foro sera denunciado como plagio


Última edición por Cedric O. Brandon el Miér Ene 23, 2013 4:19 pm, editado 3 veces
avatar
Cedric O. Brandon
HabitantesTrabajadores
Habitantes ๑ Trabajadores

Mensajes : 26
Dinero : 53908
Fecha de inscripción : 18/01/2013
Empleo : Cirujano

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cedric O. Brandon - ID

Mensaje por Synnielle A. Rhytmess el Mar Ene 22, 2013 5:02 pm

Ficha Aceptada
Bienvenido al Foro nuevo Usuario.
Recuerda realizar tus cronologías y relaciones.
Mantente activo ya que si no es asi tus regstros seran liberados.
Recuerda que todos son victima de "Revenge" por ende cuidate las espaldas.


la lacura es un cierto placer que solo pocos conocemos
;">"… Doctor, los locos solo somos otro cosmos, con otros otoños, con otro sol. No somos lo morboso; solo somos lo otro, lo no ortodoxo. Otro horóscopo nos tocó, otro polvo nos formó los ojos… Nosotros somos los locos. Otros son loros, otros, topos o zoólogos o, como vosotros, ontólogos. Yo no los compongo con shocks… no los rompo, no los normo…" ;;
avatar
Synnielle A. Rhytmess
Estudiante εïз Socialité
Estudiante εïз Socialité

Mensajes : 174
Dinero : 56368
Fecha de inscripción : 03/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.